Advanced Nasal Care

Clinica de Otorrinolaringologia

Logo Advanced Nasal Care
BIENVENIDOS EMPLEADOS DE SCOTIABANK, SANTANDER (AXA ASSISTANCE), SANTANDER (METLIFE), BANOBRAS (AXA ASSISTANCE), SAE MEDIACCESS Y NMP. BIENVENIDOS SEGUROS CENTAURO, ATLAS, MAPFRE, MEDIACCESS, MEDICALLHOME Y TELDOC

Cuidados Faciales para la piel del hombre

Cuidados Faciales

La piel del hombre y la de la mujer son distintas. Principalmente, son tres los factores fisiológicos que las diferencian: el espesor, la firmeza y la secreción sebácea. Es un tipo de piel más grasa que la de las mujeres y cuyo principal problema son los brillos. Como se trata de una piel diferente debe cuidarse con productos específicos. Las características de la piel masculina hacen que los hábitos de higiene sean distintos a los de las pieles femeninas. Esto se debe a que la piel masculina es un 24% más espesa que la de la mujer, por lo que es más resistente. Asimismo, el hombre tiene una piel más firme y envejece más tarde pero, sin embargo, de manera más brusca. Además, la cantidad de grasa cutánea secretada por el hombre es mucho mayor por razones hormonales. Por ello, tiene más imperfecciones y brillos, sobre todo en la zona T. Sin embargo, la piel de las mejillas y el cuello, al estar sometida al afeitado, tiene una mayor tendencia a la deshidratación y la sequedad. Los factores que afectan de manera negativa a la piel masculina son la edad, el cansancio y el estrés, la contaminación, la dieta desequilibrada, los problemas de salud, no hacer ejercicio físico, fumar y consumir alcohol. Son los mismos que afectan a la piel femenina, sin embargo, inciden de manera diferente en los hombres. Los hábitos cosméticos que deben seguir los hombres para mantener su piel cuidada son: Una buena limpieza facial con productos específicos para el rostro. Afeitarse después de la ducha y de limpiar la cara con un producto que prepare el rostro para el afeitado. Usar un tratamiento después del afeitado que aporte a la piel frescor y calma. Utilizar tratamientos faciales: hidratantes, nutritivos, anti-arrugas, anti-edad, contorno de ojos, específicos para pieles grasas, etc. Utilizar productos de protección solar para antes, durante y después del sol. Ducharse con productos específicos y usar desodorantes después de la ducha. Utilizar productos contorno de ojos para evitar las ojeras y bolsas.

Cuidados Faciales para la piel de la Mujer

El cuidado facial de la piel requiere más disciplina que otra cosa. Debes encontrar una rutina que se adapte a ti (y es preciso que te atengas a ese régimen de cuidado de la piel tanto como te sea posible). Veremos que hacer para tener el mejor cuidado de la piel, consejos y soluciones. Es muy sencillo, hay varios pasos para tener una piel saludable y brillante:

  • Limpiar

  • Tonificar

  • Exfoliar

  • Hidratar

Si quieres saber por dónde empezar, es por la limpieza. La limpieza previene el daño en la piel eliminando el polvo, los agentes contaminantes, y la grasa excesiva de tu piel. Tan solo aplica una buena loción limpiadora o crema en la cara y cuello y masajeala con cuidado para que penetre en la piel mediante caricias en dirección ascendente. Usa pañuelos suaves para la cara o bolas de algodón pasándolos suavemente por la cara, sin frotar. Comprende que la limpieza no es una propuesta de una vez al día, debe realizarse dos veces diarias, por ejempo por la mañana, como parte de una completa rutina de limpieza facial, y por la noche, como algo autónomo. Recuerda usar limpiadoras solubles en agua, son las mejores para incluirlas en tu rutina de cuidado facial diario. El tónico es la parte opcional de la rutina del cuidado facial. Si limpias tu piel bien puedes algunas veces prescindir del tonico. Si queres eliminar todo rastro de suciedad, grasa y exceso de limpiadora, entonces el tónico esta hecho para ti. Puede usar tónico ocasionalmente, por ejemplo cuanto te hayas expuesto a un entorno severamente contaminado. Prueba esta sugerencia en lugar de hacerlo como parte de tu rutina de cuidado diario. La exfoliación es, de nuevo, un paso opcional en la rutina de cuidado facial diario. En todo caso la exfoliación es esencial al menos una vez a la semana, o dos dependiendo del tipo de piel y de las circunstancias del entorno. La exfoliación encuentra su objetivo en la rutina de cuidado facial diario por la natural disposición de la piel a reemplazar las células cada tres o cuatro semanas. Como propiedad en el cuidado diario de la cara la exfoliación ayuda a deshacerse de la piel muerta que obstruye los poros, ayudando de este modo al proceso natural de la piel. De todos modos la exfoliación excesiva o muy agresiva puede causar daños en tu piel, entonces necesitarás equilibrarla. Lo siguiente en el cuidado facial es la hidratación. De hecho hidratar es la parte más crucial de tu rutina de cuidado facial diario. La hidratación evita que tu piel se reseque. La piel seca realmente no es en absoluto deseable puesto que provoca que se desprendan las capas superiores de la piel produciendo células muertas. De nuevo, use simples toques ascendentes para hacer más eficaz la hidratación. Las cremas hidratantes funcionan mejor si se aplican en la piel cálida y húmeda. De igual modo que realizas tu rutina convencional de cuidado facial diario deberías tambien hacer ejercicios que acompañen a ese cuidado:

  • Utiliza algo conveniente para quitarte el maquillaje en lugar de simplemente lavarlo con un gel agresivo.

  • Atiende a tu tipo de piel y su entorno para elegir tus productos de cuidado facial.

  • Prueba nuevos productos de cuidado facial aplicandolos en una pequeña parte de la piel, por ejemplo en los lóbulos de las orejas.

  • Nunca frotes tu piel muy fuerte, la fricción puede ser perjudicial.

  • Utiliza protector solar para proterse de los rayos del sol.

Factores que afectan de manera negativa la piel femenina son:

  • Mala alimentación: Una alimentación no balanceada en frutas, verduras y proteínas, no comer a las horas indicadas o las dietas relámpago priva a la piel de sus nutrientes esenciales y hacen que pierda vida.

  • Deshidratación: Debemos adquirir el hábito de tomar dos litros diarios de agua natural, independientemente de los jugos y caldos.

  • Salud física: Hay que evitar el sedentarismo y hacer por lo menos 30 minutos diarios de ejercicio.

  • Medio ambiente: La contaminación.

  • Sueño: No respetar las horas de sueño, no dormir por lo menos ocho horas diarias, porque mientras dormimos el cuerpo restaura las células de la piel.

  • Toxinas: El cigarro y el alcohol.

  • Estrés: La tensión nerviosa debilita al sistema inmunológico y afecta las hormonas responsables de la tersura y luminosidad facial.

Si requiere programar una  consulta favor de enviarnos sus datos a la siguiente dirección: advancednasalcare@gmail.com